¡Contáctanos!

Nuestros Centros de Oración en América Latina y Estados Unidos ofrecen, a través de la línea telefónica y otros medios de comunicación, consejo y oración sobre temas relacionados con familia, drogas, dependencia, depresión y otras circunstancias particulares. Si deseas hablar con alguien o simplemente que oremos por ti, ¡Contáctanos!

Email

consejeria@cbnla.com

WhatsApp

+506 7211-5970

spacer fp

expocristiana2017

Unete por America

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

devo decidete“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”. Proverbios 17:17 (RV 60)

En Marcos 2:1-12 encontramos la historia de cuatro hombres cargando a un paralítico en su lecho. Su meta era llevarlo hasta la casa donde estaba predicando Jesús. El lugar estaba completamente lleno de gente de modo que no se podía entrar.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

devo elpasadoHay un proverbio africano tradicional que dice que "se necesita un pueblo para criar a un niño". La idea es que un niño tiene su mejor oportunidad de ser un ser humano entero, productivo y saludable cuando hay varias personas involucradas en educarlos.

Vemos que en el cuadro ideal de la unidad familiar: los abuelos, los padres, tíos y amigos de la familia, todos ayudan a la formación trayendo sabiduría, orientación, asesoramiento y opciones.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

devo solo una cosa

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios, en toda oración y ruego, con acción de gracias. Filipenses 4:6 (RV60)

En Lucas 10:38-42. Jesús visitó la aldea de Betania donde una mujer llamada Marta lo invitó a su casa. Esta tenía una hermana llamada María que sentándose a los pies del maestro oía su palabra. No sabemos cuántas personas se encontraban allí, pero Marta estaba muy preocupada con los quehaceres de la casa pues quería atenderles muy bien. Marta estaba molesta por su hermana porque no le ayudaba y su gran preocupación la llevó a reclamarle a su invitado. “Señor” -le dijo- “¿No te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile pues, que me ayude”. Jesús le respondió: “Marta afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”.