Devocionales

Confiar

«El temor del hombre pondrá lazo; más el que confía en Jehová será exaltado». Proverbios 29:25


Millones de personas actualmente viven bajo las garras del temor.


Existen tres clases de temor:
1. Aquel que es natural y nos preserva del peligro.
2. El temor a Dios, que es bueno y nos ayuda a reverenciar su nombre.
3. El temor destructivo que nos paraliza y hace daño.


Esta última clase de temor, no proviene de Dios y nos hace daño. Los temores destructivos pueden ser causados por malas experiencias del pasado o circunstancias extremas.


Con este tipo de temor, pareciera como que la persona quedara «marcada» y afectada para siempre.


Nuestra sociedad es una sociedad temerosa, y a menos que vivamos del lado de Cristo, no podremos vivir libres de semejante atadura espiritual.


La Biblia muestra las dos caras de la verdad, los dos caminos que una persona puede tomar:
a)Por un lado, dejarse llevar por sus temores y vivir enlazado o presa de esos temores. Esa persona caminará frustrada e impedida de disfrutar la vida.
b) Confiar en el Señor, entregarle los temores y ser exaltado por Dios. La única manera de vencer los temores es confiando en el Señor.


La fe es el mejor antitemor que existe, pues nos da tranquilidad, paz y seguridad para enfrentar aquellas circunstancias difíciles, y nos ayuda a ser más que victoriosos.


Confiar en el Señor nos hace vivir seguros aún en medio de las más severas tormentas de la vida.


Temer o confiar es una decisión. ¿Ya has decidido de qué lado vas a vivir?


Oración:

¡Gracias Dios porque sólo en ti hay verdadera libertad de mis temores!. Gracias porque en tu amor no hay temor, sino que tu perfecto amor echa fuera de mi todo temor. Amén.


Escrito por Úrsula Scheelje para CBN