Devocionales

Autoridad

«Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas». Éxodo 14:21

Cuando leemos el impresionante relato de cómo Dios libertó a su pueblo de las garras de Egipto y Faraón, no podemos dejar de resaltar la valentía de Moisés, el caudillo libertador bajo el mandato de Dios.

Para nosotros, hoy es común leer que Moisés tomó una vara, la levantó creyendo lo que Dios le había dicho (Ex. 14:16) y dividió las aguas del Mar Rojo.

¿Qué hubieras hecho en esa situación? No todos hemos sido llamados para abrir las aguas del Mar Rojo y escapar de los egipcios, pero en un sentido espiritual Dios nos ha dado armas para vencer al mundo y abrir caminos nuevos por la fe.

Los egipcios representan para nosotros hoy, la presión del mundo y del diablo sobre el pueblo de Dios, que quieren empujarnos para que nos ahoguemos en las aguas de la desesperación y el fracaso.

En este tiempo, Dios quiere darnos una nueva salida a las presiones que vivimos. Ya sea el diablo, las circunstancias adversas, los problemas o las dificultades, Dios nos ha dado su «vara»; es decir, la autoridad y su poder, para que nosotros en el nombre de Cristo realicemos lo que humanamente es imposible hacer.

Si hoy te encuentras en una situación similar a la que atravesaron el pueblo de Israel y Moisés, en la que te ves acorralado por tus enemigos, utiliza esta misma situación en el nombre del Señor, y el Mar Rojo de tu vida se abrirá para que pases al otro lado sano y salvo; además, verás a tus enemigos vencidos.

Oración
Perdóname Señor por no usar la autoridad espiritual que me has dado en Cristo Jesús. Gracias porque contigo es posible vencer a mis enemigos. Reconozco que en el nombre de Jesús, tengo la autoridad que viene de ti. ¡Te AMO mi DIOS, gracias por ser mi padre!

Escrito por Úrsula Scheelje para CBN