POSTS
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Devocionales

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.” Hebreos 12:1-2 

 

Hace unos días fui a una reunión donde nos pusieron un video sobre un padre que empujaba una silla de ruedas, muy cansado y agotado, dando todo de si, pero eso no le importaba, porque en esa silla estaba su hijo postrado que no podía caminar, el joven irradiaba una cara de felicidad porque tenia el apoyo de alguien que lo amaba y creía en él y lo empujaba hacia la meta sea como sea, no llego primero, no llego último pero llegó y terminó el camino trazado.

 

Nosotros debemos seguir siempre hacia adelante, pase lo que nos pase, porque solo Dios es ese Padre que siempre va a estar ahí empujándonos hasta que lleguemos a la meta, sin importar lo cansado que este, o que siempre cometamos los mismos errores, o que siempre busquemos otros afanes y dejarlo, el nunca nos dejará porque quiere que culminemos lo que empezamos.


Ese padre amaba a su hijo con toda su alma, y no lo iba a dejar sin cumplir su sueño, nosotros en nuestro corazón tenemos muchos sueños, tenemos un llamado de Dios y a la vez cumplir una meta ¿Qué estamos haciendo para seguir adelante? ¿Tenemos realmente lo ojos puestos en Jesús? O nuestros ojos están puestos en nuestros problemas y en nuestras limitaciones.


Oración:

Señor, perdóname si mis ojos no han estado puestos en ti, si mi mirada, mis pies, mi corazón se han desviado, pero hoy Señor quiero seguir caminando hacia la meta, seguir mi carrera, pero solo si tu estás empujando mi silla, porque se que solo no podré llegar a ningún lado. Gracias Señor. Amén.

Escrito por Rosario Guerrero para CBN

 


 

¿Puede Dios cambiar tu vida? 

Dios ha hecho posible que lo conozcas y experimentes un cambio asombroso en tu propia vida. Descubre cómo puedes encontrar la paz con Dios. También puedes enviarnos tus peticiones de oración. 

Alentamos a los usuarios que deseen comentar sobre nuestro material a hacerlo a través de nuestra página de Facebook de CBN. 

0