POSTS
26
febrero 2024
Yo te anhelo
19
febrero 2024
Mejores planes
12
febrero 2024
Amar como Jesús
29
enero 2024
Sean Santos
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Devocionales

Según los fariseos (algunos podrían llamarlos los seguidores de la Biblia), el sábado estaba destinado a ser un día de descanso, y nada más. Así que no sorprende que cuando Jesús y sus discípulos fueron vistos recogiendo granos en los campos, los fariseos les hicieron pasar un mal rato.

 

Pero Jesús da una respuesta interesante en Mateo 12:7-8 (NTV), diciendo: Pero no habrías condenado a mis inocentes discípulos si supieras el significado de esta Escritura: “Quiero que muestres misericordia, no que ofrezcas sacrificios”. ¡Porque el Hijo del Hombre es Señor, incluso sobre el día de reposo!

 

Esta interacción me recuerda una lección que aprendí en una clase de estudio bíblico. Todavía lo guardo en una nota adhesiva en mi Biblia, así que cuando la abro, recuerdo que mi relación con Cristo no se basa en obras. Como humanos, podemos convertir cualquier cosa en una regla. “Dios me amará más si me esfuerzo más”, “el sábado debe ser estrictamente el domingo”, “tengo que leer mi Biblia durante un tiempo determinado todos los días”, “el llamado al altar es la única forma de recibir la salvación”, “mis oraciones deben ser largas y detalladas para que funcionen”: ¡reglas, reglas, reglas! Piensa en tu relación con tus padres, amigos o pareja. Tu conexión con ellos no se basa en reglas, sino en una actitud amorosa y un sentido de su gran valor. No hay condiciones, solo amor. Te animo a que dejes que sea lo mismo con tu Salvador, porque así es como Él te ve a ti y a mí.

 

Veo otra lección significativa. Ese mismo día, Jesús pasa a sanar a un hombre que sufría de una deformidad, así como a un hombre poseído por un demonio que no podía hablar ni ver. Si Jesús hubiera esperado al día siguiente, la multitud de testigos no habría estado allí para decir: “¿Será que Jesús es el Hijo de David, el Mesías?” (Mateo 12:23)

 

La gente se habría perdido Su mensaje. Entonces, no perdamos la oportunidad de que Jesús sea glorificado porque estamos enfocados en nuestras reglas hechas por nosotros mismos.

 

Oración: Querido Jesús, ayúdanos a separar las reglas de las relaciones mientras te adoramos. Nunca perdamos la oportunidad de glorificarte debido a las reglas rígidas que nos hacemos. Y guíanos a honrarte con amor más que con obras porque tú eres el único digno. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

 

Escrito por Kellin Gibson – Autor.

 

¿Puede Dios cambiar tu vida?

 

Dios ha hecho posible que lo conozcas y experimentes un cambio asombroso en tu propia vida. Descubre cómo puedes encontrar la paz con Dios. También puedes enviarnos tus peticiones de oración.

 

Alentamos a los usuarios que deseen comentar sobre nuestro material a hacerlo a través de nuestra página de Facebook de CBN.

0

Devocionales

“Humillaos pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo”. 1 Pedro 5:6 (RV60)


Para que entendamos qué quiere decir humillarse, vamos a poner como ejemplo al Rey Josías (2 Reyes 22). Siendo un muchacho de dieciocho años y después de reinar diez años, le trajeron la noticia de que, cuando estaban reparando la casa del Señor, encontraron el libro de la ley. Él le pidió al escriba que se lo leyera y mientras escuchaba los juicios que vendrían a causa de la desobediencia en que había caído todo el pueblo, se humilló grandemente pidiendo perdón. No hubo otro rey que se convirtiera al Señor con todo su corazón.


Dios escuchó la oración de Josías y detuvo el juicio en el tiempo que duró su reinado. Además, este rey limpió a Israel de toda idolatría y guió al pueblo a volverse nuevamente al Dios de sus padres.


Tenemos también la historia de Manasés otro rey que gobernó a Israel y cuyo comportamiento fue todo lo contrario, porque fue muy perverso. Después de que un gran ejército lo invadiera, fue llevado cautivo. Estando en gran angustia en la cárcel, se humilló ante Dios pidiendo perdón de todo corazón, fue escuchado y restituido nuevamente a su reino, honrando a Dios el resto de su vida.


Cuando el Señor nos dice que nos humillemos bajo su mano poderosa, quiere decir que sin lugar a dudas habrá resultados a nuestro favor, y ciertamente ocurrirá algo espiritual en los cielos que nos va a bendecir. En 1 Pedro 5: 7 añade: “Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. Debemos confiarle plenamente nuestra vida y esperar, depositando en él nuestros problemas, cargas o circunstancias y confiando que él, nos exaltará cuando fuere tiempo. Mas el que confía en el Señor será exaltado. Proverbios 29:25


Oración

Padre Celestial, hoy te entrego todas mis preocupaciones, toda mi ansiedad y decido confiar y esperar en tu tiempo la respuesta que necesito. En el nombre de Jesús. Amén.

Escrito por Angelina Gómez Corrales para CBN

0