POSTS
26
febrero 2024
Yo te anhelo
19
febrero 2024
Mejores planes
12
febrero 2024
Amar como Jesús
29
enero 2024
Sean Santos
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Devocionales

“Si te gusta lo que haces, nunca tendrás que trabajar…” Esas fueron las sabias palabras de mi papá, el día que me preparaba para ingresar a mi primer día de trabajo en las oficinas de CBN en Costa Rica. Y cuando lo pienso, creo que mi padre se refería a la actitud que debía tener ante cualquier tarea que me fuera a ser asignada, pareciera agradable o no, el tipo de trabajo a realizar debía No ser un problema, sino más bien mi corazón en ello.

 

Todos soñamos con un trabajo ideal donde nos paguen por hacer lo que amamos, donde nos divirtamos todos los días, tengamos buenos compañeros, un buen salario y no lo sintamos como una carga o una obligación. Pero la realidad es que para la mayoría de las personas es todo lo contrario, un trabajo que parece más una cadena de esclavitud, porque deben mantener su hogar pase lo que pase.

 

Aunque no siempre podemos cambiar de trabajo, podemos tomar la actitud de ver el trabajo y las circunstancias de nuestra vida como una carga o decidir hacerlo como una bendición de nuestro Padre celestial, aquella que nos permite acercarnos más a Él.

 

Romanos 8:15 nos recuerda lo que hemos recibido de Dios, “Porque no recibisteis el espíritu de esclavitud para volver a caer en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba! ¡Padre!” (ESV).

 

Gracias a Dios tenemos su Espíritu, ese que nos hace parte de su familia, ese que, aunque nuestro entorno no cambie, nos permite cambiar nuestra forma de vivir, no desde la esclavitud o el miedo, sino desde la cercanía y el amor de Dios.

 

Y así como mi papá me aconsejó sobre cuál debería ser mi actitud aun cuando no tenga el trabajo perfecto o el mejor trabajo del mundo, en Colosenses 3:23-24 (NVI), Dios también nos da pistas sobre cómo hacer lo mejor que podamos. todos los días, ya sean amas de casa, carpinteros, vendedores, policías, médicos o estudiantes, se aplica a todos: “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, 24 conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor”.

 

Cuando lo hacemos de corazón llegamos lejos: Por más pequeña que parezca una tarea, el impacto puede ser más grande y más importante de lo que puedes ver. En una ocasión compartimos unos jugos y galletas en un comedor infantil que apoya a CBN y Orphan’s Promise en Costa Rica. A simple vista no parecía el trabajo más importante, sin embargo, luego nos enteramos de que esos pequeños obsequios eran la respuesta a la oración de un niño que hacía mucho tiempo que no los comía y ese simple gesto le permitió experimentar la verdad que Dios lo escucha y se preocupa por él.

 

La verdadera recompensa viene del Señor: A veces pensamos que el salario es lo más importante, cuando en realidad es solo una herramienta. Debemos recordar que somos más que nuestro trabajo y más que un salario, nuestro valor e identidad no está en lo que hacemos, sino en quien nos creó, en Dios, a quien podemos llamar Padre.

 

La forma en que trabajamos mostrará no solo la calidad de lo que hacemos, sino también de quién somos hijos. Entonces, ora para que en todo lo que hagas, grande o pequeño, los que te rodean puedan ver a tu Padre celestial en acción.

 

¿Te encuentras agobiado por las tareas de la vida? Ore conmigo para que Dios eleve sus sentimientos y pensamientos y le ayude a ver Su Mano obrando en su vida y que su recompensa esté en el futuro.

¿Puede Dios cambiar tu vida?

Dios ha hecho posible que lo conozcas y experimentes un cambio asombroso en tu propia vida. Descubre cómo puedes encontrar la paz con Dios. También puedes enviarnos tus peticiones de oración.

Alentamos a los usuarios que deseen comentar sobre nuestro material a hacerlo a través de nuestra página de Facebook de CBN.

Autor: Roy Cameron Kennedy es casado, baterista, amante de la tecnología, los libros, la música, el cine y la comida. Originario de Costa Rica, trabaja en la oficina de CBN Costa Rica desde 2006 y es Coordinador de Medios Digitales.

 

Está involucrado en el desarrollo de varios proyectos de evangelización y comunicación digital para CBN. En su iglesia local, sirve a grupos de niños y jóvenes, supervisa el ministerio de música y desarrolla campamentos y retiros para su congregación.

0