POSTS
27
noviembre 2023
Poder de Dios
20
noviembre 2023
Por qué no Alabarlo
13
noviembre 2023
Oportunidades
6
noviembre 2023
No tan extraordinario
30
octubre 2023
Mirando bien
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Devocionales

“Te ofreceré sacrificio de alabanza e invocaré el nombre de Jehová, pagaré ahora mis votos delante de todo su pueblo, en los atrios de la casa de Jehová, en medio de ti, oh Jerusalén, aleluya.” Salmo 116: 17-19

 

Aquel hombre había tenido un día muy exhausto en su trabajo, nada le salió bien y sentía que ya no tenía fuerzas para dar un paso más, sólo quería descansar, pero en su mente el Espíritu Santo le recordaba que era día de ir a alabar a Dios en la Iglesia.

 

Había muchas excusas, había muchas razones, todas las preguntas y respuestas le daban la razón, pero sólo algo era lo que le hacía seguir y era que no encontraba respuesta a esta simple pregunta “¿por qué no alabo en este día?” ¿En medio de mi cansancio y de mis aflicciones…?

 

Reflexionemos y miremos todas las bendiciones que Dios nos da cada día: casa, comida, vestido, familia, salud, comodidad; no hay una sola razón por la que no debamos alabarlo cada día.

 

Como este hombre, dejemos nuestro cansancio físico o emocional, llevemos nuestra carga a Sus pies y alabemos a Dios en su santo templo por todas y cada una de las bendiciones que tenemos. Busquemos ser un sacrificio agradable a Él, aunque nuestras fuerzas estén en el nivel más bajo o en 0, Él mirará nuestro sacrificio y alegraremos su corazón sobre todas las cosas.

 

Oración:

Señor Jesús, no permitas que deje de alabarte, ni que busque excusas, ni que te ponga al final de mi lista; Deja que tu espíritu traiga convicción a mi vida y me ayude a buscarte fielmente y en todo momento, permíteme ser un sacrificio vivo diariamente. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Escrito por Rosario Guerrero para CBN

 


 

¿Puede Dios cambiar tu vida? 

Dios ha hecho posible que lo conozcas y experimentes un cambio asombroso en tu propia vida. Descubre cómo puedes encontrar la paz con Dios. También puedes enviarnos tus peticiones de oración. 

Alentamos a los usuarios que deseen comentar sobre nuestro material a hacerlo a través de nuestra página de Facebook de CBN. 

0

Devocionales

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca”. -Salmo 34:1

Hubo un hombre quien era temeroso de Dios y apartado del mal; además, siempre obedecía en todo, su nombre era Job. Vivía económicamente bien y tenía una familia que amaba mucho.

 

Un día perdió sus posesiones, le robaron sus bienes, y para aumentar su calamidad, sus hijos murieron de manera violenta. Todo sin ninguna explicación aparente.

 

A pesar de esta situación tan confusa y difícil, la actitud de Job fue muy diferente a la que toma la mayor parte de las personas cuando se les presentan pruebas complicadas.

 

Después de demostrar su gran dolor, Job se postró y adoró a Dios. (Job 1:20). Ese acto marcó su actitud y la manera en que afrontaría las circunstancias.

 

En tu vida también puede ser complicado tratar de entender por qué te ocurren realidades tan duras en las que no encuentras explicaciones claras o soluciones.

 

Es entonces cuando debes comprender que Dios quiere que tengas un cambio de actitud y aprendas a darle gracias a Él en todo tiempo. Pero, sobre todo, que puedas adorarle de corazón, aun cuando la adversidad te rodee.

 

Dios puede trabajar de maneras inesperadas, y al final puedes descubrir que Él siempre actúa para tu propio bien, aunque en el proceso resulte difícil comprenderlo.

 

Recuerda que el plan de Dios para tu vida es totalmente perfecto y que toda obra para bien, para quienes lo aman.

 

Ten presente que Dios ve tu corazón y sabe quién eres. Él siempre va a apreciar lo que haces.

 

¿Podrías adorar a Dios si vivieras lo que pasó Job?

 

Oración
Dios, muchas veces los problemas que llegan a mi vida parecen no tener solución. Sé que eres perfecto y tienes el control de ellos. Ayúdame a entender tus planes y a reconocer que te necesito todos los días. Hoy te pido que me guíes en cada paso que doy y me ayudes a adorarte de corazón en todo tiempo. En el nombre de Jesús, amén.

Escrito por Esther Baldelomar

0