POSTS
26
febrero 2024
Yo te anhelo
19
febrero 2024
Mejores planes
12
febrero 2024
Amar como Jesús
29
enero 2024
Sean Santos
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Historias, Niñez, Orphan´s Promise

Ashley es una niña de 10 años del programa Refugio de Esperanza en Guararí, Costa Rica. Ashley es la menor de cinco hermanos. Junto con su hermana Joelsy, es miembro fiel del Refugio de Esperanza desde hace cuatro años.

 

Ashley lo ha pasado mal desde el principio. El padre de Ashley abandonó a su familia cuando ella nació, dejando a la madre de Ashley, Mercedes, madre soltera de cinco hijos.

 

Desde ese momento, Mercedes y sus hijos quedaron sumidos en la pobreza extrema. Mercedes tuvo que hacer malabarismos cuidando a sus hijos mientras limpiaba casas para ganar algo de dinero.

 

Eso fue hasta que se enfermó. Mercedes empezó a luchar tanto con su salud que, la mayoría de los días, ni siquiera podía salir de su propia casa. Esto tuvo un enorme impacto en la familia. Ya estaban luchando para llegar a fin de mes, pero la situación se volvió insoportable y Mercedes no podía trabajar.

 

Ahí es donde entra en juego Orphan´s Promise. La familia Zelaya fue aceptada en el programa Refugio de Esperanza hace cuatro años. El alivio empezó a llegar en forma de comidas calientes tres veces por semana para los niños. A veces, estas comidas eran lo único que Ashley tenía en el estómago ese día.

 

Ashley llegó una vez al Refugio en un día caluroso y se desmayó en la acera junto a nuestra puerta. Estaba muy deshidratada y no había comido nada ese día. Ashley, después de recuperarse, entregó una nota que envió su mamá Mercedes. La nota explicaba que en la casa no había comida y que estaban muy agradecidos por la ayuda recibida en el programa del Refugio de Esperanza.

 

A través del Refugio de Esperanza, Ashley recibió comidas calientes y nutritivas y comenzó a hacerse chequeos con el médico y el nutricionista que ofrecieron su tiempo como voluntarios. Ashley recibió vitaminas especiales que la ayudarían con sus deficiencias y Mercedes recibió muchos consejos del nutricionista para ayudarla a desarrollarse. Mercedes también encontró puertas abiertas recientemente en el sistema público de salud y tuvo una operación muy necesaria que necesitaba. ¡Ella ha estado recuperándose y ya está mucho mejor que antes!

 

El año pasado, Ashley también recibió unos lentes muy necesarios para seguir creciendo en su educación y aprendizaje. Ashley es muy artística y le encanta crear cosas, por eso sus nuevos anteojos también la ayudan.

 

La familia Zelaya ha llegado a amar verdaderamente el Refugio de Esperanza y a verlos como sus aliados en la vida. Mercedes y sus hijos mayores participan todos los sábados en el curso de joyería artesanal. Incluso han podido empezar a vender algunas de las piezas que han realizado.

 

A través de los diferentes proyectos, clases y ayuda brindada, la familia Zelaya ha encontrado el apoyo que tanto necesitaba y se ha recuperado. Puede que su situación siga siendo difícil, pero ya no es desesperada.

 

Sabemos que muchas familias en todo el mundo, como la familia Zelaya, están eternamente agradecidas por la ayuda y el apoyo que han recibido a través de Orphan´s Promise. ¡Gracias!

0

Ayuda médica, Costa Rica, Historias, Operación Bendición, Orphan´s Promise

En un pequeño rincón de nuestro mundo, surge una historia de amor y sacrificio. Conocemos a Gabriela, una madre llena de valentía y determinación, quien trabaja arduamente para brindar lo mejor a sus hijos. Sin embargo, su visión ha estado nublada por la adversidad económica, lo que la ha llevado a enfrentar desafíos en su día a día y poner en riesgo su bienestar.

A medida que pasaba el tiempo, los ojos de Gabriela se nublaban y las letras en los libros se desvanecían. Realizar las tareas más simples se volvía un desafío, ya que su vista desgastada no le permitía ver con claridad.  La valiente madre se encontraba en un dilema angustiante, sentía la obligación de priorizar las necesidades de sus hijos por encima de las suyas. No podía permitirse gastar sus escasos ahorros en anteojos y a pesar de su dolor y limitación, continuaba sacrificándose en silencio, buscando una solución en medio de su desesperación.


Con su espíritu resiliente, intentó resolver su problema visual adquiriendo unos anteojos genéricos en un supermercado local. Aunque esta solución de bajo costo le proporcionó un alivio temporal, no era suficiente para corregir su visión y superar los obstáculos diarios. Dolores de cabeza, mareos y fatiga se convirtieron en compañeros indeseados en su vida.

La historia de Gabriela llegó a los oídos de Orphan’s Promise, otro proyecto poderoso de CBN que busca brindar esperanza y ayuda a los más necesitados, especialmente a los niños vulnerables. Conmovidos por su situación, decidieron presentar el caso.


Fue así como Gabriela se encontró inmersa en un cálido abrazo de amor y cuidado, porque a través del programa de donación de anteojos, se le brindaron exámenes oftalmológicos exhaustivos para determinar la graduación precisa que necesitaba.


La emoción se hizo presente cuando fue invitada a una clínica colaboradora de Operación Bendición, donde finalmente recibiría sus nuevos anteojos. Con gratitud y alegría, Gabriela abrió los ojos y se sumergió en un mundo renovado, vio cómo su vida cobraba un nuevo sentido. Ya no estaba limitada por las tareas cotidianas ni agobiada por los dolores y malestares que le habían acompañado durante tanto tiempo. La confianza resurgió en su ser, permitiéndole enfrentar cada día con nuevas fuerzas.


Su historia es un testimonio vivo de que podemos ser las manos de Jesús en esta era y como través de la generosidad de los donantes Gabriela había recibido un regalo maravilloso: la oportunidad de ver nuevamente.


El futuro de Gabriela ahora brilla con una luz renovada. Sus hijos la ven como un faro de amor y fortaleza, y ella se enorgullece de perseverancia.

Si quieres conocer más de Operación Bendición, visita: www.ob.org / www.cbnlatino.com

0