fbpx
POSTS
SEARCH
Your address will show here +12 34 56 78
Historias, Noticias

Mario y su familia viven en la Isla de Chira, situada a 7 km de la costa de Puntarenas en Costa Rica. Aunque Mario es un trabajador informal, siempre había podido conseguir trabajo y llevar sustento a su hogar, sin embargo, con la pandemia del COVID-19, la situación se puso aún más difícil.

En medio de esta circunstancia, y gracias a usted algo hermoso ha sucedido, la palabra de Dios ha llegado a esta familia con historias de esperanza y amor, de confianza y fe en los recursos divinos que les podemos compartir por medio de las historias de Superlibro. Asimismo, gracias a la colaboración de nuestros donantes y junto a nuestras afiliadas humanitarias pudimos llevarles un paquete lleno de comida que les sustentará por un tiempo.

 

“No les puedo explicar la alegría de ver a mis hijos, esposa y a mí mismo con esta ayuda que ustedes nos dan, que cae del cielo. ¡Muchas gracias!” – Mario

Su apoyo permanente marca una gran diferencia en la vida de muchas personas al facilitar que el mensaje de esperanza, compasión y salvación de Jesús se comparta a través de nuestros medios de comunicación. Es nuestra oración que la palabra de Dios siga siendo difundida, llegue a todos los rincones y transforme la vida de multitud de personas. ¡Muchas gracias por hacer esto posible!

 

Si desea apoyar visite: www.cbnlatino.com/actue para más información.

 

0

Historias, Niñez, Orphan´s Promise

Quiero compartir con ustedes una historia increíble que hemos estado viendo de primera mano durante varios años dentro de la familia Orphan’s Promise. Recuerdo que hace unos años recibí un correo electrónico informándome que Volodia, uno de nuestros directores de Ucrania en el país, había sufrido un terrible accidente automovilístico. No estaban seguros de que sobreviviera, por lo que nuestro equipo y algunos de nuestros socios más cercanos comenzaron a levantarlo en oración de inmediato.

 

La vida de Volodia se salvó, pero perdió su brazo izquierdo hasta el hombro. Fue bendecido de estar vivo, pero para el joven que creció en nuestro primer centro de entrenamiento en Berdyansk, y que era un levantador de pesas a nivel competitivo, la realidad le golpeó rápidamente. Su vida nunca sería la misma.

 

Volodia nos impresionó a todos con su determinación de regresar a la sala de pesas, y pronto comenzó a soñar con hacer algo espectacular para que todos supieran que Dios aún podría usarlo a lo grande. Meses de arduo trabajo llevaron a un momento increíble la semana pasada cuando este poderoso joven subió a la plataforma de levantamiento de pesas y estableció un nuevo récord ucraniano para levantadores de potencia adaptados, ¡y entró en el Libro de los Récords Guinness!

 

La historia de Volodia no es la historia tradicional de un niño pequeño que puede encontrar en nuestros comunicados o en nuestro blog. Lo comparto con ustedes porque quiero honrar la fidelidad de Dios a este joven y porque quiero que vean el tipo de impacto que su generosidad tiene.

 

La determinación y la fe de Volodia las aprendió a través de un centro de capacitación de Orphan’s Promise. De hecho, ¡Es el mismo centro del que está a cargo hoy! A pesar de su discapacidad, está decidido a cumplir el llamado de Dios en su vida, y sabe que tiene mucho que ofrecer a los niños en nuestro centro.

 

Cuando está con nosotros y apoya nuestro trabajo, juntos invertimos en convertir a estos niños en hombres o mujeres jóvenes con un carácter fuerte como Volodia. Si eres un socio a largo plazo de Orphan’s Promise, gracias. La historia de Volodia tiene tus huellas digitales por todas partes. Y si eres nuevo en Orphan’s Promise, estamos muy agradecidos de que estés aquí y rogamos que imprimas tus huellas digitales en la vida de las decenas de miles de niños que servimos todos los días.

 

Que la historia de Volodia te traiga alegría e inspiración, y te recuerde que no importa la perspectiva, Dios tiene la última palabra. Es por eso que hacemos el trabajo que hacemos y por qué nos encanta asociarnos con personas como usted. ¡Juntos jugamos un papel en Dios convirtiendo la tragedia en triunfo!



0