¡Contáctanos!

Nuestros Centros de Oración en América Latina y Estados Unidos ofrecen, a través de la línea telefónica y otros medios de comunicación, consejo y oración sobre temas relacionados con familia, drogas, dependencia, depresión y otras circunstancias particulares. Si deseas hablar con alguien o simplemente que oremos por ti, ¡Contáctanos!

Email

consejeria@cbnla.com

WhatsApp

+506 7211-5970

spacer fp

expocristiana2017

Unete por America

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

oportunidades devoHace un tiempo mi familia tuvo la oportunidad de disfrutar unas muy esperadas vacaciones. Desgraciadamente por diversas circunstancias no me fue posible ir con ellos. Aún así, fue una bendición porque mi esposa fue capaz de ver a su familia, y sus padres verían a su hija y a su nieta. Cuando llegó el momento para que ellas fueran al aeropuerto, acompañe a mi esposa y a mi hija para verlas partir, y no me retiré hasta que su avión había salido de mi vista.

Más tarde, cuando llegué a casa del trabajo, la casa veía muy diferente. Todo era extrañamente silencioso y vacío, Yo estaba solo.

¿Lo estaba?

Usted ve, Dios estaba justo ahí conmigo. Jesús prometió que no dejaría a sus seguidores solos, pero les enviaría el Espíritu Santo.

"Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes." (Juan 14: 16-17).

Así que realmente no estaba solo. El Espíritu estaba allí conmigo, listo para alentarme y fortalecerme.

Tal vez usted está en una situación similar. Su cónyuge puede haber ido en un viaje de negocios. Sus niños pueden haber ido a la universidad. Sus seres queridos pueden haber fallecido o se han alejado. Cualquiera que sea el caso, recuerda que Dios está contigo. El Espíritu Santo está ahí para consolarte, para mantenerte y fortalecerte. Él nunca te dejará ni te abandonará. Nunca estarás solo.

Mientras que mi familia estaba ausente en el viaje, he experimentado la mano de Dios de otra manera. Por lo cual, aunque no fui capaz de estar con mi familia, Dios fue capaz de traer algo bueno de una mala situación. Dios es maravilloso y un maestro en hacer eso.

"Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito." (Romanos 8:28).

Lo que Dios hizo es que ha redimido el tiempo. Dios me mostró una serie de cosas que podría hacer durante el tiempo en que mi familia estaba ausente. Yo no tenía necesidad de sentirse solo y pasar mi tiempo con pereza por la casa. Había muchas maneras que podía hacer esto a la vez un tiempo agradable y productivo para mí.

Si usted está experimentando un momento en que sus seres queridos están lejos y tiene tiempo extra en sus manos, hay una serie de formas en que Dios puede bendecirle durante este período. Pero hay que dejar que Él le bendiga, y necesitas trabajar junto con Él.

En primer lugar, recuerda que no estás solo. Dios te ama, y Él está contigo en la persona del Espíritu Santo. Él nunca te dejará ni te abandonará. Él está ahí para aconsejarte, para consolar, para fortalecerte, y para ayudarte a crecer espiritualmente.

Seguidamente, convierte esto en una oportunidad de fortalecer tus tiempos devocionales con el Señor. Pasar más tiempo leyendo y estudiando la Biblia. Reflexionar sobre lo que lees y deja que Dios te muestre cómo se aplica a tu vida. Que este sea un tiempo refrescante y revitalizante para tu alma. Adora a Dios y permite que el Espíritu te llene de nuevo.

Además de ser bendecido en este tiempo, deja que Dios te hable acerca de cómo puedes ser una bendición para otros. Utiliza tus talentos y dones al servicio del Reino. Sin importar cuales sean tus dones, ser fie en ponerlos a trabajar. Incluso si sientes que son muy pequeños, es posible que te sorprendas de lo importante que pueden ser para los demás.

"Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe." (Gálatas 6:10).

La más grande oportunidad todas, durante este tiempo o en cualquier momento, es compartir con otros las buenas nuevas relativas a la nueva vida que está disponible a través de Jesucristo. Deja que Dios te guíe a través del Espíritu que está en nosotros, para que puedas anunciar a los demás cuán grande y maravilloso es nuestro Salvador. Dales una oportunidad para creer en Jesús y recibir la vida eterna.

"Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno." (Colosenses 4:5).

Sí, siempre vamos a tener momentos en que nuestros seres queridos y amigos estarán lejos de nosotros. En esas ocasiones, cuando te encuentres en esa posición, puedes aprovechar al máximo el tiempo disponible. Si tienes una gran cantidad de tiempo en tus manos o simplemente un poco, deja que Dios lo redima. Aprovecha la oportunidad de acercarse a Dios. Deje que Él te renueve y refresque. Luego sal que toda la fuerza que Dios te da y sé una bendición para otros. Permite que Él te guíe en la dirección correcta, Él estará allí para que aproveches al máximo todas las oportunidades.

Escrito por Steven Halter