Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Amy es una mujer joven de África. Siempre había querido estudiar y hacer algo significativo con su vida, pero provenía de una familia muy pobre y era la mayor entre varias hermanas y hermanos.

Cuando alguien le ofreció la oportunidad de viajar a Europa donde podría trabajar y enviar dinero a su familia, la aprovechó. La mujer con la que habló parecía agradable y le mencionó que se ocuparía de todo; sus boletos, comida, pasaporte, etc.

Antes de abandonar su comunidad, fue llevada a un sacerdote vudú que realizó un ritual sobre ella, tomando partes de su cabello, uñas y sangre y haciéndola jurar. Él la asustó y le dijo que si no cumplía estas promesas, habría consecuencias fatales para ella y su familia.

Spain Trafficking Content 2 1024x682

El viaje desde África fue peligroso, y Amy tuvo que soportar todo tipo de violencia y situaciones peligrosas, además de luchar contra la sed y el hambre mientras cruzaba el desierto.

Amy zarpó en un pequeño bote hecho para 12 personas, pero ella estaba apretujada entre 50 personas que también estaban intentando cruzar peligrosamente.

A su llegada a Europa, el sueño de Amy se convirtió en una pesadilla. La forzaron a trabajar en prostitución, los 365 días del año. No importaba si estaba enferma o agotada. Ella se convirtió en propiedad de alguien, y trabajaba todos los días sin recibir ningún pago. De hecho, en lugar de recibir un pago o recibir algún tipo de respeto, se le informó que tenía que devolver 45,000 euros a los traficantes que la trajeron a España.

Los traficantes le dijeron a Amy qué decir si la policía la arrestaba alguna vez. Resultó que un día fue arrestada y detectada como una posible víctima de trata de personas. Ese mismo día, ingresó al proyecto Casa de Rescate, que cuenta con el respaldo de Orphan's Promise. Fue allí que, por primera vez desde su llegada a Europa, fue tratada con amabilidad y dignidad. El personal le habló amablemente y le explicó que ahora estaba libre de los criminales que la amenazaban a ella y a su familia. Ella aprendió que tenía derechos y que ahora tenía oportunidades para aprender a leer, escribir, estudiar y comenzar a reconstruir la vida que le habían robado.

Spain Trafficking Blog Content 1024x684

Hoy ella, puede hablar con valentía en contra de los traficantes que la intimidaron, declarando ante un juez y sin más temor en sus ojos. "JESÚS ME HA LIBERTADO, ¡NO HAY NADA QUE PUEDAN HACERME!"

Salmo 27: "Jehová es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?"

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo