Agua, Noticias, Perú

Agua limpia agua de vida

Perú
Las personas de la aldea AA.HH. 9 DE FEBRERO en San Juan Bautista de Loreto, saben cómo es vivir con poco o nada de agua. La población aquí generalmente tenía que comprar cubetas de agua o recolectar agua de lluvia para lavarse, bañarse y beber. También, cisternas del gobierno venían de vez en cuando para entregar agua gratis, pero el agua que obtienen nunca es suficiente.

Además, el agua que compraban a los vendedores generalmente se recolecta en otras áreas, pero el agua no siempre es limpia, a veces tiene suciedad y otras cosas, como pequeñas plantas e insectos. En este asunto, la población es vulnerable a la contaminación y a muchos tipos de enfermedades que resultan del agua insegura.

Como resultado del consumo de dicha agua, todos los aldeanos, especialmente los niños, se veían constantemente afectados por enfermedades estomacales, y eran vulnerables a otras tantas relacionados con el agua, como el Dengue, la Malaria, el Zika y la fiebre Chikunguña, que se transmiten por mosquito que nace en aguas estancadas y contaminadas. 

El Distrito peruano de San Juan Bautista es uno de los 11 distritos de la Provincia de Maynas, ubicado en el Departamento de Loreto, bajo la administración del gobierno regional de Loreto, en Perú. Las personas de esta área específica se ganan la vida trabajando como conductores de motocicletas, vendedores, empleados de una cervecería cerca de la comunidad y la mayoría de las mujeres no trabajan fuera de sus hogares para quedarse con sus hijos.
Este pueblo no tiene un hospital ni un centro médico o de salud que atienda a la población, por lo que, cuando lo necesitan, tienen que ir a las comunidades cercanas que tienen un puesto médico. Y en caso de una emergencia, son trasladados a un hospital en la ciudad. La aldea tiene fluido eléctrico regular, pero hasta ahora no tenían una fuente de agua permanente.

Hoy esta comunidad cuenta con una fuente de agua limpia y fresca gracias a uno de los socios de CBN, quien hizo una generosa donación para construir un pozo de agua.

Este pozo tiene un sistema es manual, utilizando las válvulas en la acción de succión y expulsión. La capacidad de aspiración del agua es de hasta 30 metros. Tiene capacidad para abastecer a aproximadamente 200 personas y está diseñado para adaptarse a un motor eléctrico periférico o externo, si es necesario o en caso de uso para un tanque.

El sistema de bomba manual de este pozo es muy práctico y fácil de manejar, desde un niño de 4 años hasta un adulto de más de 70 años o más puede utilizarlo.

Regina de 36 años y madre de 5 niños nos expresó su agradecimiento: “Estoy agradecida de todo corazón porque ahora tengo agua para bañarme y lavar. Me gustaría que pudieran ir a más lugares para brindar esta ayuda a otras personas que necesitan agua como nosotros”.

Tu puedes ser parte de esto ¿Te unes a nosotros?