Agua, Historias, Perú

La nueva tranquilidad de Regina

Perú
A Regina le resultaba muy difícil conseguir agua para su familia pues el sector donde vive en San Juan Bautista de Loreto en Iquitos Perú, el acceso al líquido vital es un poco restringido. Para satisfacer la necesidad de agua de ella, sus 5 hijos y esposo, debía trasladarse a los pozos de granjas cercanas, pero esta solo podían usarla para bañarse y lavar, porque siempre presentaba un color amarillento, y no era adecuada para su consumo.  

En una ocasión, encontraron sanguijuelas, o como los vecinos las llaman "coyo coyo", en uno de los pocos pozos que tenían agua limpia, lo que causó que muchos de los habitantes sufrieran terribles dolores de estómago. Tiempo después llegaron las cisternas, pero llegaban esporádicamente y el agua que traían nunca era suficiente para toda la población.
CBN y su brazo humanitario decidieron desarrollar un pozo comunitario en el poblado donde vive Regina, hoy la historia de ella y el resto de la comunidad es muy diferente.

Regina nos comparte lo agradecida que está con su nueva realidad, "Ahora tenemos nuestra propia fuente de agua. Antes, teníamos que buscar y comprar agua. Ahora tengo algo de tranquilidad. Estoy agradecida de todo corazón porque ahora tengo agua para bañarme y lavar. Me gustaría que pudieras ir a más lugares para brindar esta ayuda a otras personas que necesitan agua como nosotros”.