Historias

La recuperación de Raúl

Raúl Garibay empezó a tomar licor desde que tenía 14 años. Él pensó que el alcohol lo ayudaría a olvidar la perdida de sus padres que murieron de cáncer. Su vida estaba desorientada y después de veinticinco años, Raúl todavía seguía bebiendo.
Historia alcohol
A pesar de su dependencia del licor, logró formar una familia y trataba con dificultad de mantenerse en un trabajo, pero su adicción se tornó inmanejable. Ya no podía ver que estaba metido en un abismo muy profundo y que además, estaba perdiendo a las personas que más amaba, su familia.

“Yo me gastaba todo el dinero, me había vuelto violento con mi familia y los dejaba sin comer”, recuerda Raúl. Sucedió entonces, que un terremoto destruyó su pueblo y tuvieron que mudarse a otra ciudad. Una vez allí, un pastor conocido lo invitó a ver un programa de CBN en su iglesia. Ese programa se llamaba Vida Dura. El conductor del programa, a través de la pantalla, invitó a Raúl a tomar la decisión más importante de su vida. 

“El día que yo acepté a Cristo, sentí como un fuego aquí dentro de mi. Entonces le dije Señor ayúdame, si tu eres Dios ayúdame” dijo Raúl.
Ya han pasado tres años y Raúl no ha vuelto a beber alcohol. Esta vez, con la ayuda de Cristo, encontró la fuerza para dejar el licor y hoy su familia disfruta de estar al lado de este nuevo hombre.
“Gracias CBN, por realizar este programa de Vida Dura, ya que, vidas como la mía pudieron restaurarse y encontrar un camino. Sí, hay una salida que es Cristo”, concluye Raúl.
Sí estás pasando por una situación similar o simplemente quieres hablar con alguien  ¡Nosotros te escuchamos!